No me digas que puedo enamorarme sólo de una forma

 

No me lo digas… Porque no te voy a creer.

¿Acaso las has probado todas? ¿Has descubierto antes de enamorarte? ¿Te has enamorado antes de descubrir? ¿O quizá… te enamoraste mientras descubrías?

El amor no es una relación. El amor podría ser un estado. Cuanto más tienes, más puedes dar. Y cuanto más das, más te gusta hacerlo. Y no se trata de esperar la vuelta, el retorno; no consiste en esperar una devolución, porque el amor no es un trueque. Es algo que nace y se expande. No se puede forzar; si fuerzas, lo violentas. Pierde su magia, y su encanto desaparece, pudiendo transformarse en algo obsesivo y ciertamente peligroso.

El amor es difícil de definir, pero fácil de entender si lo enfocas con las lentes adecuadas. Su lenguaje puede ser el cariño, su expresión se traduce en la acción, y su aura se refleja en una sonrisa o una mirada. El cariño no siempre es caricia, la acción no tiene por qué ser regalar flores, y a los niños, y también a los animales, se les puede sonreír y hablar con los ojos. Silenciosamente, acercándose, como el zorro de El Principito.

Pareciera que la palabra “amor” es exclusiva para ciertas situaciones. Fatal pensamiento. Nada más inclusivo que él. Nada provoca más bienestar en cualquier ámbito.

“Pero, si tú me dices que cuanto más tengo, más doy, y cuanto más doy, más me gusta dar… ¿de dónde lo obtengo para no quedarme sin nada? ¿Dónde está el arsenal al que acudir para ello?”

La fuente inagotable del amor está más cerca de lo que imaginas. Las filosofías orientales saben algo de esto. Cuenta una leyenda hindú que, en un inicio, todos los hombres eran dioses. Brahma, el dios supremo, decidió apartarles de su divinidad, como castigo por abusar de ella. Los dioses menores y él se reunieron para buscar un lugar donde nunca pudieran encontrarla. Pasaron días tratando de dar con la guarida perfecta, pero todas parecían susceptibles de acceso más tarde o más temprano: en lo más profundo de la tierra, en lo más hondo de los océanos, en lo más alto de la montaña. Siempre terminaría siendo hallada. Hasta que Brahma se iluminó: nunca les daría por mirar dentro de ellos mismos. Y fue su mayor sentencia.

“Escondedla dentro de ellos mismos; jamás les dará por buscarla allí”.

Con el amor pasa algo parecido. Quizá no te das cuenta, pero está en ti; siempre ahí. Lo que sucede es que para poder compartirlo, necesitas ser consciente de que lo tienes, y, sobre todo, cultivarlo. Cultiva tu amor. Un amor por ti mismo, por la persona que eres; por la persona que se mira al espejo por las mañanas y le gusta lo que ve. Ese de quien se tiene a sí mismo, por sí mismo. Y créeme; ahí te sobrará amor, para dar sin exigir, sin reclamar. Para amar con libertad. Si te aman, lo sabrás apreciar. Quizá hasta eso mismo facilite que te enamores. Y, si no te dan, no necesitarás, porque tú serás la persona que más se quiera; que más TE quiera.

“La fuente inagotable del amor está más cerca de lo que imaginas.”

Dos árboles pueden mostrar diferentes caras en la misma estación, uno junto al otro. Uno, verde, lleno de hojas, ligeras que vuelan con el viento. Otro, con secas ramas que esperan, pacientes, una próxima floración. Cada uno en su momento, pero no imposibles de confraternizar. La naturaleza los quiere por igual, y ellos conviven con amigabilidad, sabiéndose ahí, dispuestos a acompañarse hasta que el momento de separarse aparezca. Al igual que ellos, recuerda que no todos expresamos el amor de la misma forma. Cuando observes y aprendas cómo expresas tú el tuyo (tuyo de verdad), podrás comprender cómo lo hacen los demás. Y tengo la sensación de que te gustará…

“El amor no es una relación. El amor podría ser un estado.”

Si ahora te dijera que te puedes enamorar de más de una forma, ¿me creerías?  

img_20161201_215748

Anuncios

4 comentarios sobre “No me digas que puedo enamorarme sólo de una forma

lo que mejor sabe es...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s