Jardín de chocolate

Flores. Bombones. La chica se siente en un cuento de princesas. Él es un príncipe que la cuida. La arropa. Le presta su fuerza. La acompaña. La protege. (La protege).

Su siempre cálido brazo la sostiene, para cuando pierda el equilibrio, caiga, tropiece, para cuando camine, para cuando dude. Por fin le ha llegado algo bonito, él siempre estará ahí, pendiente de ella…

Un día, la princesa quiere aprender a nadar, porque no sabe. El chico le contesta que no hace falta porque él siempre estará a su lado para que no se ahogue. Ella sopesa que lleva razón. Y no aprende a nadar, aunque… bueno, no pasa nada.

Otro día, decide ir a recoger castañas. Cuando va a salir por la puerta el príncipe le ordena que no vaya porque él le va a traer castañas asadas, para que ella no tenga que hacer nada. Se conformará otra vez. Pero ella quería salir a por las castañas…

Y otro día, el príncipe no está en casa y ella se aburre sola. Sale, cansada de que no la deje hacer nada, de sentirse anulada… Ella solo quería sentirse protegida, y ahora se siente inútil.

El príncipe la encuentra. Se enfada. Grita. Ella no entiende nada, vuelve a sentirse inútil… No vuelven a casa.

Flores. Bombones…

Anuncios

Un comentario sobre “Jardín de chocolate

lo que mejor sabe es...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s